Rubén Blades, ministro de Turismo de Panamá

El cantautor salsero Rubén Blades comienza esta semana su labor como ministro del departamento de Turismo del Gobierno panameño. A partir de ahora, dentro de las limitaciones impuestas por la política del presidente Martín Torrijos el autor de Pedro Navaja, Pablo Pueblo, Patria y Buscando América tiene la oportunidad de llevar a la realidad los mensajes que ha lanzado al mundo en los últimos veinticinco años con su poesía social y reivindicativa. El intérprete participó activamente en la promoción del actual jefe del gobierno como candidato a la presidencia e interpretó algunos de los jingles musicales de campaña. El pasado año fue el mejor de la última década para el turismo en Panamá, con una cifra de ingresos de 805 millones de dólares, que dejaron alrededor de 897.000 visitantes. El cantante panameño ha visitado las Islas Canarias en varias ocasiones, ofreciendo conciertos multitudinarios que impactaron tanto en el cantautor que llegó a componer una canción, de título “A Canarias”, dedicada al Archipiélago y sus gentes. Aunque no fue editada en un cedé, el tema formó parte de una película protagonizada por Nick Nolte.

“Estoy diciendo sí a la responsabilidad que tengo con Panamá. Me integro a un gobierno decente, que tiene la mejor voluntad para el país. No vengo a hacerme rico, por el contrario, viviré dentro de un presupuesto limitado y trabajaré por mejorar la condición y la calidad de la vida de la gente”, dijo a distintos medios de comunicación Rubén Blades tras el inciio de su nueva actividad como polílico.
El abogado, cantautor y actor, que inició su carrera musical como “chico de los recados” en la compañía Fania (Nueva York), donde llegó a ser uno de sus cantantes estrella, asume el reto de buscar soluciones a la población panameña a través de políticas que permitan un mayor crecimiento de la actividad turística en el país, lo que proporcionará un mayor número de puestos de trabajo y una mejor preparación y educación laboral de la juventud panameña para afrontar esas metas.
Rubén Blades ha dicho recientemente que el país tiene mucho que explotar en el sector, destacando el turismo de recreo, playa, aventura, cultura, etnografía, términos terapéuticos… Desde hace varios años Panamá intenta hacer del turismo una de sus principales fuentes de ingresos. En los últimos diez años se han aprobado leyes que apoyan esa industria y han sido invertidos millones de dólares en publicidad en el extranjero, adecuando algunas de sus infraestructuras hoteleras y de servicios.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *