Actuaciones de Loquillo en Canarias dentro del Festival Mar Abierto

Festival Mar Abierto continúa con su programación para 2017 y en esta ocasión es el turno de uno de los grandes clásicos de la música española: Loquillo. El rockero llega a Canarias con una doble cita, Gran Canaria y Tenerife, los próximos 30 de junio y 1 de julio respectivamente, para hacer disfrutar a sus miles de seguidores de las islas disfrutar de uno de los grandes directos del panorama musical español. Tras casi cuarenta años de carrera, el Loco vuelve a la carretera con la gira Salud y Rock and Roll, que está cosechando llenos absolutos en todos sus conciertos.

Las entradas para todos los conciertos de su festival solo se encuentran a la venta en festivalmarabierto.com, en la web de venta exclusiva de los conciertos de Mar Abierto 2017, www.tomaticket.es , así como en la red de tiendas Carolina Boix de Canarias. Para Tenerife también se pueden adquirir en la propia web del Pabellón Santiago Martín, www.pabellonsantiagomartin.net , asi como en la Librería Raquel y Carla de Arona, y en la tienda Todophones en el CC Gran Sur y en el CC El Galeón.

Loquillo ofrecerá un concierto casi sin respiro donde encadena un tema tras otro, entre los que no faltaran sus grandes hits: Rompeolas, Feo fuerte y formal, La mataré, Cadillac solitario, Cruzando el paraíso, junto a nuevos temas extraídos de su reciente álbum Viento del Este, y temas menos usuales en sus giras como Por amor, Territorios libres o la explosiva En las calles de Madrid, que junto al clásico de Burning, Jim Dinamita, serán algunos de los momentos más rockeros de la noche.

Viento del este, el nuevo disco de estudio de Loquillo, quiere ser un tributo coral al rock español. Músicos como Leiva, Carlos Segarra, Gabriel Sopeña, Sabino Méndez e Igor Paskual han colaborado con el Loco en un trabajo que contiene 12 canciones con un hilo conductor: los sonidos importados y adaptados durante la ya larga tradición del rock hecho en el país. El disco contiene un puñado de canciones de rebeldía, rabia y desencanto. A sus 55 años, ya ni se acuerda de cuántos discos de estudio lleva grabados. Pero el último es para Loquillo algo especial: un álbum que marca una de sus épocas, como pasó con El ritmo del garaje, en los años 80; La vida por delante, en los 90, y Balmoral, en la década pasada. Producido por Josu García y Mario Cobo, contiene 12 canciones, 12 razones para figurar en la estantería del rock clásico.

El mejor momento

Con todos los éxitos que ha acumulado a lo largo sus más de tres décadas dedicadas al Rock & Roll, la siguiente afirmación puede resultar algo pretenciosa, pero lo cierto es que a sus 56 años, Loquillo está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera, y puede que sea ahora cuando el reconocimiento a su figura y legado como artista esté en su punto más álgido.

Lanzamientos cuidados y de calidad, como sus más recientes Balmoral (2008), Su nombre era el de todas las mujeres (2011) (lee nuestra reseña) o especialmente La nave de los locos (2012) (lee nuestra reseña), lo han mantenido en primera línea, logrando además el primer número 1 de su carrera con su última referencia, Código rocker, que lanzó el año pasado en compañía de los Nu Niles.

Y, por si fuera poco, el nivel que ha alcanzado Loquillo en directo con su actual banda, dirigida por los guitarristas Igor Paskual y Jaime Stinus, han superado su propia leyenda y le han colocado en un lugar privilegiado de la música española. Buena prueba de ello son sus dos últimos y heterogéneos directos: En Madrid (2012), que recoge su gira especial por teatros, basada únicamente en su repertorio solista; y El creyente (2014), con el espectáculo de habitual del rocker barcelonés, en eléctrico y repasando toda su trayectoria.

Si a eso sumamos que el Loco es un artista muy polifacético, cultural e intelectualmente insaciable, quizá no debería sorprendernos tanto. Además de grabar discos y girar durante 36 años por todo el país, con los Trogloditas y en solitario, Loquillo ha publicado tres novelas (El chico de la bomba en 2002, Barcelona ciudad en 2010 e Hijo de nadie en 2013), y ha colaborado en varios diarios como El País o El Periódico con su propia columna y actualmente lo hace en el blog de www.elmundo.es. Incluso se ha atrevido con pequeños papeles en el cine, y como presentador de televisión en el programa American Chopper, de Discovery Max.

¡Hasta destacó en el baloncesto!, coincidiendo de juvenil a las órdenes de Aito García Reneses en el Cotonificio, y compartiendo vestuario con estrellas como Jiménez, Solozábal, Flores, Cuesta, Mendiburu y el gran Epi, que fue quien le sacó el mote de Loquillo al rocker de 1,95. A ellos les dedicó su canción de Memoria de jóvenes airados, y les invitó a participar en su videoclip.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *