El grupo de Tenerife «Kalima & Sulfatara» presenta nuevo disco en la Fundación Cajacanarias

«Kalima & Solfatara», una de las bandas más activas del circuito musical canario desde su fundación hace dos años, ofrece a partir de las 20:00 horas del viernes, 19 de septiembre, un concierto especial con el que presentará al público su último trabajo discográfico, titulado “Ojalá estuvieras” y dedicado al percusionista José Pedro Pérez, fallecido en julio de 2013, en el que participa un total de 16 artistas, CD registrado en directo por Bad Beat en agosto del pasado año y editado por el sello arafero Creatimusic. La venta anticipada de entradas (10€) incluye la entrega del disco el día del concierto. Éstas pueden adquirirse en El Andamio Bar, El Plan B de los Sueños y Let it Be Cafepub hasta el día antes del concierto, o a través del perfil del grupo en Facebook.

El disco, mezclado y masterizado en Proim Canarias, muestra toda la energía del directo de este grupo canario que defiende el mestizaje musical a través de un repertorio que emerge de la memoria colectiva con cálidos e intensos colores de música latina, bossa, rumba y bolero, mezclados con gran pericia y oficio por sus integrantes: el cantante ceutí-gaditano Nacho Álvarez (líder de Kalima Fusión entre 1989 y 2012), el guitarrista y arreglista tinerfeño Rubén Díaz (40 años en activo en el panorama musical de las Islas) y el percusionista brasileño Tiago Brauna, incorporado al proyecto mestizo de ambas propuestas desde el pasado año.

La banda multiplica su mestizaje con la colaboración de cuatro músicos de gran solvencia profesional y veteranía que aportan una rica gama de sonidos: la trompeta de Mangui Lorenzo, las congas de Jordi Arocha, el violín de Antonio Lorenzo y el bajo de José Carlos Machado (en el disco) o Esteban Ledesma, de Soul Sanet (en el concierto). Colaboran también en este encuentro la violonchelista Piroska Duque, la bailarina Estela Zareen y en la percusión Marco Hernández y Jesús Delgado, sustituyendo a Sissi del Castillo (que capitaneó la sección rítmica en la grabación) y Luis Ramírez. Al elenco de artistas invitados se suman las voces de Ángeles García, Dory Acosta, Tere Melián y Jorge García (estos últimos pertenecientes al Dúo Humo y Pócker Rock, respectivamente), cerrando la nómina el cantautor Claudio Briones, con la ausencia de la cantante de origen palestino, Regina Zerené, que grabó el disco pero hoy se encuentra trabajando en México.

Las cámaras de la productora Proim Canarias grabarán el concierto del viernes, configurado por 16 canciones entre las que destaca la docena de cortes que figura en el CD, para ofrecerlo al público a través de una plataforma de internet.

EL REPERTORIO

Podemos ofrecer un breve recorrido por las canciones que configuran el nuevo trabajo discográfico de K&S, en palabras de Ginés de Haro:
1- Abre el disco el tema con el que la banda acaba siempre sus conciertos: «Ron miel», un hit pegadizo compuesto por Claudio Briones convertido ya, después de los arreglos de Rubén Díaz, en todo un himno para sus muchos y noctámbulos seguidores; una pretendida propuesta de amor que ha derivado en un canto a la amistad que resume muy bien el espíritu de la banda.
2- Nos encontramos después con «Toda un vida», en la dulce voz de Dori Acosta, seguida por el desgarro de Nacho Álvarez, bolero al que el protagonismo de la percusión convierte en una trepidante samba.
3- «La Barca», el clásico de Roberto Cantoral, le sigue con la voz de Tere Melián en clave de soul y un formato de sencilla desnudez.
4- Continúa, en tempo de balada primero y latin después, una sorprendente versión de «Te extraño» de Armando Manzanero, con la profunda voz de la cantante palestina Regina Zerené, que bien podría ser uno de los momentos culminantes del disco. Un tema cantado casi con angustia que oculta un pequeño secreto que sólo el oyente conocedor sin duda descubrirá. Se trata de un bolero transformado nuevamente por Solfatara en un largo pasaje de contrastes rítmicos que cierra el poderío aflamencado de Kalima en clave salsera.
5- En «Vida loca», del cubano Pancho Céspedes, la voz dulce de Ángeles García contrasta también con la fuerza de Nacho Álvarez y una curiosa guitarra que recuerda a Carlos Santana, un guiño nada casual del versátil guitarrista de la banda.
6- Un»Somos novio»s atípico irrumpe de nuevo con la voz intensa de Dory Acosta en el que el violín de Antonio Lorenzo hace de brillante contrapunto entre la frescura de los coros.
7- También se incluye un arriesgado «Bésame mucho» tocado con aire antiguo, consiguiendo que el bolero parezca grabado en los años 50, con un sabor añejo y auténtico donde destacan los cantantes (otra vez Zerené y Nacho) y la trompeta de Mangui Lorenzo, con un exquisito buen gusto en todo lo que toca, aportando un plus de canaria cubanidad.
8 y 9- Este potaje de colores y ritmos latinos lo rematan los aires sureños de ese tema imprescindible de Kiko Veneno, todo un clásico ya de la música hispana («Echo de menos») y el «19 días y 500 noches» de Sabina casi en clave de country gracias a un violín que parece llegado de Texas.
10- Y ya que son tan originales y atrevidos, cómo no incluir «La muralla» con letra del poeta cubano Nicolás Guillén y música de los chilenos de Quilapayún, que Rubén Díaz convierte en otro tema mestizo en clave latina acentuando considerablemente su fuerza.
11- El cierre del disco sorprende nuevamente con una versión doble: K&S consigue mezclar un clásico sajón como «Stand by me», en las voces de Tere Melián y Jorge García (desgarrador al más fiel estilo Joe Cocker), con ese himno de Antonio Flores que todos cantamos cuando la banda lo ejecuta en directo: No dudaría.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.