Conciertazo en Tenerife de Franco De Vita ante dos mil espectadores

Ni la crisis, ni los actos del Carnaval de Santa Cruz, ni varios eventos que coincidían en la misma noche del sábado 7, pudieron eclipsar el enorme éxito cosechado, por segunda vez en Tenerife, por el cantautor italo-venezolano Franco de Vita. Más de dos mil espectadores se dieron cita en el Pabellón Santiago Martín, “La Hamburguesa” de La Laguna, para disfrutar de un conciertazo de dos horas y media. El precio de la entrada, 22 euros, y los numerosos actos de todo tipo que se desarrollaron en la zona metropolitana el sábado, no fueron impedimento para que De Vita volviera a cosechar un gran éxito en la isla, en la que arrancó su gira internacional para presentar en vivo su nueva producción discográfica: “Simplemente la verdad”. La organización del evento fue de LM Producciones, que contó con varias instituciones para poder afrontar la costosa producción del espectáculo. El público asistente participó activamente en el concierto, cantando junto a De Vita muchos de los éxitos de su dilatada carrera artística. El espectáculo, en el que también destacó una excelente banda que acompaño al cantautor magistralmente, tuvo varios momentos de máxima emoción. Franco De Vita invitó a subir al escenario a una chica de 15 años que, según comentó, había conocido el día anterior “paseando por el parque García Sanabria”. La joven, de nombre Clara Caña, cantó con él uno de sus éxitos. También invitó al escenario, repitiendo el gesto que realizó en su anterior presentación en 2007, al cantante tinerfeño Ruyman, interpretando juntos dos temas del folklore venezolano.

Franco De Vita

Franco De Vita

El cantante dejó para el final un popurrí con las canciones más exitosas de sus 25 años sobre los escenarios. Pero cuando concluyó, el público no dejó que se marchara y continuó haciendo hasta cinco bises. Pasada la medianoche, y tras dos horas y media de concierto, Franco De Vita prometió volver y agradeció el cariño y entrega de un público compuesto mayoritariamente por venezolanos y canarios que, por vínculos familiares o laborales, han tenido relación con la denominada Octava Isla, Venezuela.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *