Celia Cruz ya forma parte del `paseo de la fama´ del mítico Teatro Apollo

* Noche mágica el 22 de marzo en el Teatro Apollo de Harlem

Nueva York-Tenerife (Boris Calderón/Javier Zerolo)

* Reportaje fotográfico de Félix Lam, corresponsal de Mega Latina en Nueva York.

Celia Cruz, leyenda viviente de la música afrocaribeña, forma ya parte de la exclusiva lista de leyendas homenajeadas por el Teatro Apollo de Harlem, en Nueva York. Con el aforo lleno y un ambiente en el que se respiró su eterno “Azúcar!”, el Caribbean Cultural Center African Diaspora Institute junto a la fundación que lleva su nombre y que dirige Omer Pardillo, rindieron un merecido homenaje a la indiscutible Reina de la Salsa la noche del sábado 22 de marzo, quien ya forma parte del `paseo de la fama´ del mítico teatro de Nueva York.

El Teatro Apollo, recientemente remodelado, es parte de la historia de la cultura afroamericana. El edificio fue declarado monumento histórico de Nueva York en 1983. En sus bajos, el restaurante Red Lobster ofrece excelentes vistas en dos niveles de la Calle 125 del barrio de Harlem. Entrar en el Apollo es revivir la influencia cultural y artística de los afroamericanos.

Fotos de los grandes repartidas en accesos y pasillos con artesonados chapados en oro y alfombras rojo espartano. Michael Jackson, Marvin Gay, James Brown, Ella Fitzgerald y artistas de la Motown presiden la entrada y salones del mítico local. Son las leyendas que ya recibieron homenaje, a las que se ha unido Celia Caridad Cruz Alfonso, la primera artista latina en conseguirlo, nacida en La Habana, Cuba, en 1925 y fallecida el 2003 en Nueva Jersey, Estados Unidos.

El concierto-homenaje arrancó con la presentación inicial del Instituto Cultural Caribeño y de la Diáspora Africana y el Celia Cruz Legacy Project que lidera Omer Pardillo. Luego Felipe Luciano y Malin Falu intercalaron saludos bilingües a los asistentes y dieron paso a un espectacular montaje de vídeo con referencia a la historia y carrera artística de Celia.

Auténticamente místico resultó el inicio de las actuaciones con Amma McKeen interpretando cantos de Santería Cubana en compañía de tres tocadores de tambores batá y un coro godspel de cuatro voces negras femeninas. Sonaron canciones que Celia Cruz interpretó en vida dedicadas a Yemayá y Obatalá, deidades africanas. La Santería proviene de la cultura yoruba africana, legado de la diáspora de los esclavos que llegaron a tierra cubana.

El espectáculo continuó con Cita Rodríguez, hija del desaparecido sonero e integrante de Fania All Stars, Pete “Conde” Rodríguez. Con voz fuerte y gran resonancia expresó su orgullo por cantar a Celia e interpretó conocidas canciones popularizadas por la Reina de la Salsa, como “Yerbero moderno” y “Cúcala”. Siguió sobre el escenario Anissa Gathers, quien se cambió de ropa en dos ocasiones. Destacó igualmente sentirse ilusionada y orgullosa de poder participar en el homenaje a Celia. Anissa fue la protagonista del musical Off Broadway dedicado a la vida de la artista cubana.

“La dicha mía”, tema en el que se recuerda las orquestas y músicos con los que Celia colaboró a lo largo de los años, y “Bemba colorá”, sin duda el éxito más internacional de la cantante, fueron coreados y acompañados con palmas por los asistentes, entre los que había público de todas las edades.

Subió luego a escena José Alberto “El Canario”, quien prestó su orquesta a los artistas que le precedieron en tarima. Conectó inmediatamente con el público narrando anécdotas vividas junto a la homenajeada a lo largo de los años en los que fue su orquesta de planta. Interpretó “Usted abusó” y un medley con muchos éxitos de la Guarachera de Cuba, antes de llamar a Lucrecia.

Impresionante, diva, con un vestido neón verde y su habitual peinado lleno de coloridas trenzas, la cubana residente en Barcelona (España), acabó por encender la fiesta. También hizo cambios de vestuario durante su participación. “Guantanamera”, “La negra tiene tumbao” y “La vida es un Carnaval” levantaron a todo el mundo de sus asientos en el Apollo.

Finalizado el concierto, no sin antes aceptar el reconocimiento la hija del esposo de Celia, Elia Knight, y Omer Pardillo en nombre de la fundación, todos los artistas subieron al escenario como en los mejores finales de las obras en Broadway, recibiendo un caluroso y prolongado aplauso de los asistentes. Al homenaje asistieron caras conocidas del ambiente musical, político y social latino de Nueva York, como el senador Bill Perkins, el trompetista cubano Alfredo “Chocolate” Armenteros, el conocido locutor Paquito Navarro, Ruth Sánchez, la estilista de Celia, y John Fausty, ingeniero de sonido que trabajó con la Fania All Stars. Una noche mágica la del 22 de marzo. Justo el día en el que se cumplía el 60 aniversario del debut en ese escenario de la Diosa del Ritmo. Celia Cruz ya forma parte del `paseo de la fama´ del mítico Teatro Apollo de Harlem.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *