Juan Formell a los 70: una vida musical

JuanFormell

Rafael Lam (publicada en el periódico Granma el 07/09/2012)

Juan Formell celebró su cumpleaños 70, no hubo fiesta, no hubo fanfarria, todo fue en familia, días después lo festejaron musicalmente con un mega concierto en la “Tribuna Antiimperialista”, dentro de las jornadas del Carnaval de La Habana. Este es un buen momento para hacer un recuento de la vida de Juan Formell y los Van Van, de hablar de los detalles más importantes de una vida musical.

-Juan, ¿comencemos por la familia Formell?

-Mi padre Francisco Formell Madariaga, nació en 1904 y falleció en 1964, cuando yo empezaba a tocar profesionalmente. Mi padre era instrumentista, orquestador, compositor, director de orquesta y pianista; como ves, llevo la música en la sangre. Mi mamá se llamaba María Magda Cortina, falleció en 1995. Era mi consejera, fue quien me compró mi primera guitarrita, al morir dejó un vacio muy grande, siempre me comprendió. Juntos pasamos mucho trabajo en los primeros tiempos, ella cosía para la calle.

- ¿Cómo fue el ambiente musical de tu juventud?

-Viví buena parte de mi juventud en Cayo Hueso, un barrio muy musical, en el sonido perenne estaba Benny Moré, la Aragón, Chapottín, las canciones del movimiento feeling y las influencias extranjeras del rock and roll con Elvis Presley, Bill Halley y sus Cometas.

-¿Después viviste en la Lisa, en el entorno de la Playa de Marianao, en una zona también muy musical?

- Ahí fueron mis primeros pasos musicales, en los bares y cabaret de la Playa de Marianao, con un bajo encima nos lanzamos a la vida nocturna, era la zona más auténtica de la música donde estaba el Chori, visitado por el actor Marlon Brando. En esa etapa aprendí la clave del son que tanto me ayudó en los trabajos futuros.

-¿En tu tiempo no existían las facilidades de hoy con los conservatorios musicales?

-Por eso tuve que irme armando de conocimiento a través de diversos maestros, en cursos especiales con músicos de alto nivel como Odilio Urfé, Félix Guerrero, Rafael Somavilla, Tony Taño, y con los conocimientos de la calle; todo eso conforma una escuela musical.

- ¿Cómo entras en la vida nocturna?

-En 1964, con Pedro Justiz “Peruchín” y con Gonzalo Rubalcaba en el club Barbarán.

-¿Después llega un momento muy importante en una orquesta de jazz band en el cabaret Caribe del hotel Habana Libre?

-En 1966, en el show del Caribe del hotel Habana Libre, toco el contrabajo junto al guitarrista, compositor y orquestador estrella Juanito Márquez y con el pianista Carlos Faxas.

-Ya en esa etapa si te consagras como compositor?

-Conozco en el cabaret Caribe a Elena Burke, le ofrecí mis baladas y me graba todo un disco de larga duración: “Ya lo sé”, “De mis recuerdos”, “Pero a mi manera”, “Lo material”…

-¿Cómo te conoce Elio Revé?

-En ese mismo cabaret, me vio tocando y más adelante, cuando el trabajo se terminó, me capta para su charanga que no era de mi devoción, pero, uno nunca sabe dónde va a parar, ni dónde va a triunfar o a fracasar.

-¿En esa etapa comienza un hito musical para ti?

- Con la Revé, en 1967, inicié mis experimentos con la charanga y la música cubana, fusionando las modas de aquella época: el pop español (el shake, el ye-yé, el go-go), aquello se convirtió en una verdadera explosión.

-¿La salida de la Revé, en pleno auge tuvo que haber sido una tragedia musical?

-Fue una tragedia musical, pero tuve el apoyo de Julio Bidopia que era el director de Música del Consejo Nacional de Cultura. Se reunieron los instrumentos con muchas dificultades, cuando aquello no era fácil conseguir instrumentos electrónicos. El primer viaje lo dimos a Japón y levantamos vuelo.

-¿Cuándo fue el estreno musical?

-El cuatro de diciembre de 1969. Ya habíamos grabado domésticamente algunas canciones en la Dirección de Música, la pusimos en el Pabellón Cuba, que estaba de moda y la gente pensaba que era un grupo de otro país.

-¿Dónde tocaban?

- Tocamos en cañaverales, en fiestas, carnavales, teatros, festivales, universidades. Pero la persistencia nos llevó a conocer medio mundo, llegamos a tener miles de horas de vuelo.

-¿En una orquesta hay muchos problemas?

-Yo venía de una generación de mucha disciplina, eso lo llevaba conmigo y me funcionó muy bien. Pasamos  por etapa de éxitos y fracasos, de decisiones difíciles; pero teníamos los deseos de triunfar, de dejar algo en la historia de la música cubana que tiene una rica historia.

-¿Menciona algunos de los grandes éxitos de los Van Van?

- “La barbacoa”, “La Habana no aguanta más”, “El buey cansao”, “Eso que anda”, “Te traigo”, “Sandunguera”, “Se enciende la candela”, “Anda ven y muévete”.

- ¿Cómo fue tu primera visita a los Estados Unidos?

-Desde 1989 teníamos el objetivo de invadir a Nueva York, una de las mecas musicales. Queríamos demostrar que Cuba tenía una nueva música y muy desarrollada. En 1996-1997 pudimos, al fin, entrar, causando verdadera sensación. “La salsa viene de Cuba y la traigo yo”, decía uno de mis estribillos.

-¿Después de ese suceso musical internacional, Los Van Van llegaron a organizar una gira mundial que llegó hasta la Tierra Santa?

-Ya comenzaba el gran momento de los Van Van, en 1998 conquistamos el Sur.

-¿En un momento de muchas incomprensiones ganaron el Premio Grammy?

-En 1999, antes de finalizar el siglo XX, el boom de la salsa o la timba cubana estaba en la cúspide, pero no todo el mundo comprendió aquel aporte tan grande a la música cubana. En alguna medida vencimos el bloqueo musical de las transnacionales de la música y el disco. Los Van Van alcanzan el sueño del Grammy con el disco Van Van is here (Llegó Van Van). Eso fue un éxito de la música popular bailable que se produjo después del triunfo de la Revolución.

-¿Hay alguna canción que simbolice a los Van Van?

- Creo que El tren:

Cuando se escriba la historia,
Sin duda estaré presente,
Yo nunca abandoné a mi gente…
Cuando se hable de salsa,
Tú recordarás mi nombre,
Porque en mi interior se esconde,
La magia de hacer bailar.

Usa ← → (teclas flecha) para navegar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>