Guacimara Acuña

 

Todos tenemos sueños de pequeños: unos con ser artista, médico o bombero… yo escuchaba la radio y soñaba con algún día poder vivir en directo un “Échale salsita”. Así comenzó mi sueño de ser locutora y, con el tiempo, poder trabajar en la Mega. Han pasado los años y sigo sintiendo, cuando estoy tras su micrófono, que estoy en casa rodeada de grandes amigos. La Mega significó mucho más que hacer realidad un sueño… hoy se ha convertido en mi hobbie preferido.

.

.