cheap nba jerseys Our revenue projections for the full fiscal year therefore remains the same and in line with the information we shared with you last quarter. But with the most significant shot of the tournament, Johnson holed a 30 foot birdie putt on No.

cheap nba jerseys

Unless there are other details I have not read. Because this product line provides great comfort, a teen can wear it for almost anything, playing tennis, street soccer, attending parties, and more.. View below and decide for yourself.. "From then on, it's a matter of the solidarity of the union. cheap nfl jerseys LOS ANGELES (Hollywood Reporter) Liking TNT's "Rizzoli Isles" is a matter of taste, but it's hard to disagree with one fact: It has been far too long since two female law officers were the axis of a successful TV show. I think the game suspension is a bit over the top. First, Yi and Yj may follow a bivariate distribution, in which relationship and heritability affect the covariance term but not the mean or variance term. wholesalejerseysi By sneaking a player around the weak side along the baseline it is possible to get an easy pass inside for a lay up.. But see Gaza, with another almost two million Palestinians, as part of the equation. wholesale nba jerseys 27 /PRNewswire/ Home Shopping Network, Inc. But for a small strip of land occupied by so many people living rough, the camp is surprisingly silent in the morning with many inhabitants still asleep after the night's exertions. Costumes in focusTwelfth Night foregrounds one of the most subtly transforming devices of the theatre: costume. dallascowboysjerseyspop This is the 101st edition of the Stamepde which continues until July 14. cheap nfl jerseys But, like I said, I will always remember the great times my friends and I had back then. cheap jerseys Foster is slight and dapper in shades of slate with brown driving shoes over foppish red socks. wholesale jerseys The other was the product of a fluky carom off the end boards that left Sergei Bobrovsky trapped behind the net while Derek Roy had an empty cage to tie the game. Thomson Reuters journalists are subject to an Editorial Handbook which requires fair presentation and disclosure of relevant interests.. wholesale nfl jerseys 2. It is often used as the cutting off point by Air Jordan fans who only want to buy Jordan kicks when Michael was in his early and prime years. "Kind of like nowadays, where people can do whatever they want," says Jordan. That v2 shoe style is still going strong at age 2.5, and is proving even more cost effective: check out the Instructable here.. The math required for high level electrical work can be complex but once you know the formula to solve your problem, it makes things that much easier. Start in a seated position on the end of a flat bench, your legs shoulder width apart, feet flat on the floor. http://www.miamidolphinsjerseyspop.com She cannot come. When shopping for a wedding dress, it is important to be aware of the different neckline cuts that are out there. A regular walking routine can help lower your blood pressure and lower your bad cholesterol (LDLs) while raising your much coveted good cholesterol (HDLs)..

wholesale nba jerseys

For the trip down the Colorado River, these tours use motorized pontoon rafts that can carry up to 19 people, including children as young as four. wholesale mlb jerseys However, motorcycle tires don't fit too well into the standard wheel cradles, so several companies sell adapters that can be attached to the towing apparatus.

Benito Cabrera en el Carnagie Hall de Nueva York

El músico tinerfeño Benito Cabrera ha presentado en la ciudad de Nueva York su última producción discográfica, “Contrastes”. Un hecho que ha pasado desapercibido y del que no han ofrecido información muchos medios de comunicación del Archipiélago. Como si actuar en el Carnagie Hall fuese algo habitual para un artista de las Islas Canarias. Algo no debe andar bien en las islas cuando no somos capaces de enorgullecernos y dar las justas palmaditas en la espalda y medallas de oro isleñas a quien, por primera vez, lleva el instrumento autóctono canario, el timple, a uno de los escenarios más importantes del mundo. Sí estuvo presente el viceconsejero de Cultura del Gobierno canario, Alberto Delgado, quien se ocupó de conseguir apoyos y que estuvieran presentes otras autoridades españolas. Lo de Benito Cabrera en Nueva York, presentaciones de las que se han hecho eco medios norteamericanos, es un ejemplo de magnífica difusión del folklore y la música popular contemporánea. Además del Carnagie Hall, Benito y su grupo actuaron también en directo en un afamado club del Village, Drom. Publicamos íntegra la crónica que el periodista cubano residente en Nueva York, Juan Ignacio Veira, ha difundido en distintos medios latinos, bajo el título:

LOS CONTRASTES DE UNA HERMOSA FUSION SE REFLEJAN EN LA MUSICA DE ISLAS CANARIAS

Benito y su grupo durante la actuación en Nueva York Benito Cabrera en el Carnagie Hall
Benito y su grupo durante la actuación en Nueva York

Una vieja canción nos dice que: de España, el mayor tesoro son las Islas Canarias, y tal vez quien lo dijo se refería a la belleza de sus mujeres, o a la grandiosidad de El Teide, su altura más significativa porque guarda todo el ardor de la raza de los guanches, o simplemente quería expresar todo el florido conjunto de las siete pequeñas islas que forman el incomparable archipiélago canario.

Sea cual fuere la justificación para semejante juicio, tuvo su más sólida confirmación en el Weill Recital Hall del Carnegie Hall con la presentación de un grupo de músicos procedentes de algunas de esas entrañables islas que tanto nos recuerdan a la tierra en que nacimos por el calor de sus habitantes y su léxico, casi como el nuestro. (sigue)

No sé con qué adjetivos celebrar la interpretación de Benito Cabrera y su pequeña banda de gigantes; la música tradicional y folklórica de Islas Canarias suena ahora de manera distinta, con más garra, desde que Cabrera se dio a la tarea de enaltecer y elevar, a la categoría de cualquier instrumento clásico, al timple, esa pequeña guitarra de cinco cuerdas parecida al ukelele y cuyas sonoridades se asemejan a los acordes de la música andina, aunque tenga sus más remotos ascendentes en la Europa barroca.

Gardel nos dijo que veinte años no es nada, y ese tiempo, precisamente de su carrera musical, le llevó a Benito Cabrera explorar la estética y las posibilidades sonoras del timple para elevarlo, de sus primitivos orígenes hasta los más inconcevibles horizontes del espectro musical.

La muestra de su búsqueda y de sus hallazgos le han dado el magisterio de un lenguaje rítmico forjado gracias a las fusiones de la música tradicional de su tierra con otras corrientes musicales del mundo moderno, como el jazz, el pop, la música céltica, la brasileña y otras. Podría bastar como ejemplo de lo valioso de esas fusiones que incorporan al timple como gran instrumento “El Baile del Bebop”, “La Tarantela”.

“Folías”, “When I’m Sixty Four” y “Canción para Despertar a Valentina” en las que brillaron Sergio García, en la percusión y el canto, Ykay Ledesma en la guitarra y Guillermo Chávez en el bajo, amén de la interpretación fuera de serie de Benito Cabrera al pulsar las teclas del timple con las que en varias ocasiones se dejaron escuchar sonoras ovaciones del público presente.

La noche se hizo corta para apreciar tanta calidad musical producida por un grupo tan pequeño, pero aún así tuvimos muchas piezas que aplaudir como “Callejón de un solo Caño”, “La Raya en la Arena”,“Sentimientos”, “Nube de Hielo”, “Isa”, “Se da un Aire”, “Algarabía”, “Mixturas”, “Lancelot,” y “De Lanzarote a Texas” , Fue una noche de altura musical, la que debemos a Francisco Mendoza, Manager del grupo e ingeniero de sonido, a Félix Lam y a Paco Chinea de multitrack.es.

Sí, señores, Benito Cabrera es un músico de Islas Canarias, pero además es un adelantado que representa a toda una generación de jóvenes preocupados en la experimentación y la fusión de los ritmos y los instrumentos más autóctonos, para poner a su España en la más alta esfera de la modernidad. El, con el timple lo ha conseguido. Enhorabuena.

1 Comentario

  1. Lagunero

    29 Enero, 2014 en 11:58

    El pastizal que nos costó a todos los canarios que le alquilaran el teatro a este señor para que se echara su rucu-rucu, y al final, sólo había 40 personas en el concierto.

    De vergüenza!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *